Vampiros habaneros cuelgan en Huelva…

Charly Morales Valido, en: Cultura
Vampiros habaneros cuelgan en Huelva…

Mientras los murciélagos sobrevuelan impunes el escenario del Teatro Nacional, cualvampiros balletómanos, los parientes habaneros de Drácula y Nosferatus se cuelgan de las paredes de la Casa Colón, en la ciudad española de Huelva…

Hay una considerable distancia entre ambas especies, y no solo geográfica. Mientras a los bichejos alados de la Covarrubias nadie puede ni ponerlos a fumar un cabo, porque los protegen las leyes ambientales, los colmilludos visitantes de Huelva invitan a reír y hasta dan ganas de sorber una copa de O+, brindando a la salud de Juan Padrón…

VampHab05_zpsgkzkxdvc.jpg

Si usted es fan de Padroncito, ya habrá intuido que se trata de una muestra dedicada al prolífico ilustrador, historietista, animador, novelista, padre y abuelo, cuyo ingenioso sentido del humor y fecunda imaginación han dado a luz a personajes imprescindibles del imaginario cubano, pero también hispanoparlante, como evidencia este homenaje que le hace el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, en Andalucía.

14907651_659686414203562_4648179813421921835_n.jpg

Se trata de una exposición que incluye más de 40 piezas, entre óleos, acuarelas y dibujos de escenas cotidianas de los diáfanos y lascivos vampiros de Padrón, esos que, puestos a chupar, no siempre priorizan la yugular de sus voluptuosas víctimas…

Dueño de un estilo expresivo y elocuente, ilustrador de primera y maestro del color, los dibujos de Padrón tienen rango de obra de arte. Es más, ya quisiera yo un original suyo aunque sea para la mesita de noche… Sus estampas de vampiros, cavernícolas, verdugos, letras y mambises son simpáticas, pero también bellas.

Una tarde de diciembre Padrón me contó que sus vampiros nacieron en El Sable, un desaparecido suplemento humorístico del periódico Juventud Rebelde. “Eran estampas sobre la vida cotidiana de un vampiro que no asustaba, más bien resultaba simpático un personaje así, todo lúgubre con su capa y su onda transilvana metido en el ambiente de los cubanos. Ahí comencé a fabular, a desarrollar historias, y así vino Vampiros en La Habana”, relató.

 50872794.jpg

Protagonistas habituales de viñetas y tiras, aquellos chupasangres saltaron a la gran pantalla en los Filminutos, unos cortos humorísticos de animación, y luego en Vampiros en La Habana, considerada la mejor película cubana de “muñequitos” de la historia, un filme de culto cuya secuela, desgraciadamente, no estuvo a la altura. 

Aún así, Padrón estuvo acariciando la idea de filmar una tercera parte, donde contará “el principio de todo, cómo se formó la Capa Nostra de Chicago, el Grupo Vampiro, los primeros experimentos del tío Werner von Drácula, primero con el perro Adolf y luego con Pepito”. Por cierto, dicha trama ya la escribió en la primera de sus dos novelas con los personajes de Vampiros en La Habana.

Volviendo a la noticia de turno, hay algo alrededor de los universos de Padrón que conducen al goce. Los encargados de montar la exhibición en Huelva le confirmaron a CubaPLUS que el proceso fue una gozada, y la reacción del público no decepcionó, al punto que la muestra permanecerá abierta hasta el 20 de noviembre en la Sala Vázquez Díaz de la Casa Colón, de la ciudad andaluza.

Y ahora es cuando uno quisiera ser vampiro, para cruzar a vuelo el Atlántico o tele-transportarse hasta el Golfo de Cádiz y pasar un buen rato. Pero a falta de vampiresas que me metan el diente, me basta ser cubano y vivir orgulloso de un compatriota como Juan Padrón, el mejor pinta-vampiros del Ejérrrrrrrrcito Libertador…

 



Comments


Post yours:
Taina Gourp
Grupo Gaviota
Stock Island
Advertisement

Events