Havanatur

Cuba ¿la joya de la corona caribeña?

Cuba ¿la joya de la corona caribeña?

El doctor y profesor José Luis Perelló, de la Facultad de Turismo de la Universidad de La Habana, tiene una amplia cartera de información que le sirve para argumentar sus criterios, a los que menciona como una labor de “minería de datos”.

Cuba ¿la joya de la corona caribeña?

Para él, Cuba está muy próxima a ser el centro del turismo en el Caribe, cuando en la actualidad, según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), ocupa el tercer puesto después de República Dominicana y Puerto Rico.

Perelló señala que hasta octubre de 2015, los arribos de visitantes extranjeros registraron un incremento del 18,2 %, frente a 2 410 800 turistas en igual período del año anterior. El especialista analiza tres documentos de relevancia para enarbolar su criterio de que este archipiélago está próximo a ser el eje del turismo en el área caribeña. En su carpeta de datos aparecen recientes documentos elaborados por consultores e informes de Caribbean Hotel and Tourism Association (CHTA) y de otros centros de estudios y universidades americanas.

Todos esos reportes consideran el futuro a Cuba como punto sustancial de los planes de distintas esferas y en el interés de los viajeros, sobre todo los estadounidenses. Una reunión celebrada en St. Kitts y Nevis, con presencia del Fondo Monetario Internacional, también abordó el turismo y previó el impacto de Cuba en la región caribeña.

Con estas campanadas, los 24 destinos turísticos del Caribe están en estos momentos en alerta, pues todo apunta a que La Habana y su bahía se transformen en un nodo de concentración para la zona.

Para el académico, los signos más sobresalientes están — además de en los documentos mencionados— en la propuesta rusa de un posible HUB de Aeroflot en La Habana y el vuelo directo Beijing-La Habana, junto a un incremento de viajeros. Todo ello puede conducir perfectamente a que esta urbe se sitúe como la capital turística del Caribe. Además, prevé la posibilidad de arribo de cruceros de 4 000 a 5 000 pasajeros, que pueden estar en muy breve tiempo en el país e incorporar en sus itinerarios a varios puertos, en una suerte de bojeo a la Isla. Carnival, por ejemplo, ya anunció que sus barcos viajarían a La Habana en 2016.

Cuba ¿la joya de la corona caribeña?

Por otra parte, la CHTA convoca a los estados insulares para la creación de un plan, con la propuesta de reunirse en Cuba con el sector turístico para concertar estrategias conjuntas y gestionar destinos renovados bajo la modalidad de multidestinos. Perelló anota que Cuba tiene posibilidades con todos los mercados emisores tradicionales de turismo a esta nación, en momentos en que propiamente no disfruta del estadounidense, y sí del europeo y canadiense.

Cuba, incluida definitivamente en la ruta de cruceros, experimentaría un cambio extraordinario, un cambio para todas las islas del Caribe, el cual será definitivo, según el catedrático. Dicha modalidad cuenta con un crecimiento anual del 10 % a nivel global, y el Caribe acapara el 44,9 %, con el 39,5 % concentrado en el área de Bahamas. De 2004 a 2008 se movieron 17 882 206 cruceristas, y de 2009 hasta el presente pueden superar los 23 000 000 cada año en la subregión caribeña.

Para Perelló “el panorama de los viajes del Caribe será cambiado para siempre”, e insiste en que compañías de cruceros como Royal Caribbean Cruises, Carnival, NCL, Costa Cruises, MSC, Pearl Seas y Cruises United Caribbean Line tienen contactos con Cuba.

Cuba ¿la joya de la corona caribeña?

Pero la presencia de los estadounidenses, junto a los cubanos emigrados e instalados en ese país, ya se siente con fuerza en el turismo insular, cuando existe en estos momentos un predominio de los viajeros de América del Norte, incluidos en la lista canadienses, cubanoamericanos y estadounidenses.

Por tanto, el 54,2 % de los que viajan a Cuba son de América del Norte, de ahí que se aprecie una concentración del mercado (los canadienses llevan muchos años como primer mercado emisor a la Isla). Canadá, por ejemplo, en la comparación de 2014 a 2015, lleva 12,8 % de crecimiento, y los emigrados cubanos 4,3 %.

Mercados relevantes para Cuba son: Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Italia, Argentina, Venezuela y México. Y en estas posiciones los estadounidenses llegaron al 50,1 % de crecimiento durante el primer semestre de 2015.

Según datos oficiales, durante ese período los principales mercados emisores de turistas hacia Cuba resultaron: Canadá, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Argentina, Venezuela, México, España y Chile.

De enero a octubre de 2015 arribaron 2 850 600 visitantes internacionales. Canadá anota un crecimiento acumulado de 13,8 % que equivale a 1 078 700, los emigrados cubanos aumentan 8,4 %, los británicos 28,1, los alemanes 25,4 y los estadounidenses 67,3.

Bajo estas cifras, para Perelló es muy fácil deducir que Cuba puede cerrar su año turístico en 2015 con unos 3,5 millones de visitantes internacionales.

Mucho más en carpeta Las principales cadenas hoteleras en la Isla son Cubanacán, Gran Caribe, Islazul, Gaviota, Habaguanex, participando unas 18 cadenas hoteleras internacionales en contratos de gestión y empresas mixtas.

Perelló afirma que Cuba puede tener una capacidad anual para recibir unos 5,4 millones de visitantes de todas partes del mundo.

El país posee en la actualidad 62 090 habitaciones en 360 hoteles (68 % de cuatro y cinco estrellas) que, sumadas a las 18 742 propuestas privadas, totalizan 80 832 habitaciones. Para 2016 se deben adicionar otras 13 688, sobre todo de cara a la modalidad de sol y playa.

El desarrollo hotelero prevé llegar, en 2030, a 134 300 habitaciones de un potencial evaluado en 273 500 (máximo de la planta hotelera cubana posible).

De ahí que para Perelló, como es lógico suponer, Cuba cuenta con las condiciones sustanciales de seguridad y estabilidad para liderar el turismo caribeño en unos años, sin contar el encanto particular de su gente, según la mayoría de las encuestas realizadas a los visitantes extranjeros.

 

Advertisement
Catalogo de arte