Leonardo Garrido: siempre estoy a la búsqueda de nuevos proyectos

Leonardo Garrido: siempre estoy a la búsqueda de nuevos proyectos

Una taza de café ameniza la conversación con Leonardo Garrido, un joven artista cuya carrera avanza poco a poco, pero por terrenos firmes. Leo es ampliamente conocido gracias a su exitoso trabajo como cantante y conductor de programas televisivos, facetas que, asegura, lleva adelante en armonía porque les pone el mismo interés.

Leonardo Garrido: siempre estoy a la búsqueda de nuevos proyectosA pesar de su juventud —solo 34 años— lo de Leonardo, o Leo, como lo conoce la mayoría del público cubano, con el arte se remonta a la infancia, aunque es entrada la adolescencia que da sus primeros pasos “en serio”.

“En 1997, recuerda, se estrena en Cuba la película Zafiros, locura azul y me enamoro del trabajo de los cuarteto vocales, de hecho de pequeño siempre fui muy inclinado a esa música, la de los años de 1950, y entonces, gracias a la película, en la escuela decidimos formar un cuarteto. Con el paso de los años aquello muta en otro cuarteto llamado Nueva Imagen, donde hacíamos otro tipo de trabajo, y me permite entrar a una empresa artística en una audición para ser profesionales”.

Sin embargo, la música que define a Leo no es la de los cuartetos, sino la popular bailable, género en el que con soltura se mueve sin temor a los más difíciles retos. “Las inquietudes cambiaron, ya quería trabajar con una orquesta y entonces el director de la agrupación y yo decidimos crear Los Ángeles de La Habana, formación en la que estoy por espacio de dos años, hasta que David Calzado se interesa por mi trabajo”.

En eso mucho tuvo que ver su presencia en la televisión, medio en el que trabaja desde los 12 años, cuando asumió la conducción del espacio infantil Ponte al día; luego como conductor de Piso 6, programa de gran audiencia en Cuba dirigido a informar sobre el acontecer musical de la Isla y el resto del mundo.

“Así llego a la Charanga Habanera y luego paso a las filas de Klímax, agrupación que dirige el maestro Giraldo Piloto, una verdadera escuela para mí”.

Militaste en dos de las principales agrupaciones cubanas, sin embargo decides emprender una carrera en solitario, ¿cómo fue esa transición? Cuando termino en la Charanga Habanera varios amigos me convencen de aprovechar la popularidad que había ganado en la orquesta y grabar algo en solitario, mostrar lo que podía hacer como Leo. Decido entonces grabar par de temas, el primero fue La Habana de fiesta, una canción que tuvo muchísima popularidad, y la balada Ya será muy tarde, que luego incluyo en mi primera producción discográfica.

Leonardo Garrido: siempre estoy a la búsqueda de nuevos proyectosSin embargo pensaba que debía madurar mucho más como cantante, y es cuando decido aceptar la propuesta de Piloto de entrar a Klímax. Entonces conozco al productor Yusef Díaz, quien me apoya muchísimo en lo que sería mi primer disco, Todo de mí, que sale al mercado acuñado por la Egrem. Todo… es una producción con la que estoy muy complacido, los músicos de la orquesta Habana D´ Primera me acompañaron a lo largo de toda la grabación, que contó con arreglos de Yusef y Roniel Alfonso, composiciones de Osmani Espinosa, Carlos Cartaya y Jesse Suárez. El resultado es un disco que muestra a Leo en las facetas por las que había transitado hasta ese momento: la balada, la salsa, la música fusión, de ahí el título Todo de mí.

Todo… fue publicado en 2012, ¿cuándo tenderemos entre manos un nuevo disco? Ya pienso en él, estoy en la selección de canciones, a la par que saboreo el éxito del tema A la manera mía, que canto junto a Idania Valdés, un trabajo que queríamos hacer hace tiempo y ha dado pie a un proyecto discográfico de dúos que aún estamos cocinando.

Siempre estoy a la búsqueda de nuevos proyectos, de colaboraciones con otros artistas, por ejemplo en breve grabaré junto al cantante mexicano Lalo Santos, también en la nueva producción de Osmany Collado, exintegrante de la Charanga Habanera.

También exploro la posibilidad de actuar, ya tuve la oportunidad de trabajar en un musical, una versión que se estrenó en Cuba de Víctor/Victoria, donde se exige mucho al artista porque tiene que actuar, bailar, cantar, en fin, una experiencia muy rica y completa que me aportó mucho; también me desempeño como presentador del segundo show de Tropicana y continúo mi trabajo en el programa televisivo Piso 6.

¿Cómo es para Leo la dualidad cantante- presentador? Lo más difícil es compartir el tiempo, pero siempre consigo la manera de lograrlo, me gustan ambos roles. En los dos ámbitos hay altas y bajas, y a veces uno exige más de ti que el otro, pero siempre resuelvo cómo cumplir con las exigencias, y hasta ahora no me he visto en el punto en que tenga que escoger una por sobre la otra. Si llegara ese momento pensaría bien antes de tomar una decisión, porque las dos me gustan, les pongo el mismo interés.

Advertisement
Catalogo de arte