CECMED

La percusión se viste de mujer

La percusión se viste de mujer

Por tradición, los instrumentos de percusión siempre fueron vistos típicamente como “masculinos”. Sin embargo, los hallazgos encontrados en pinturas y objetos, revelan que en la antigüedad ya existían mujeres percusionistas.

La percusión se viste de mujer

Todo eso cambió cuando se extendió la política de excluir a la mujer de la composición y la interpretación musical, cediéndole espacio a las actuaciones masculinas. En los últimos años en Cuba se ha notado un aumento significativo del número de mujeres profesionales que se dedican a la música, pero todavía hay pocas mujeres que se interesan por los tambores.

Mary Paz Fernández es una de ellas; con solo 25 años, esta joven de formación autodidacta cautiva al golpear de manera inquieta, atrevida y desprejuiciada los tambores batá, las congas, el cajón, el bongó… llamando la atención de los admiradores y seguidores de su talento y siendo una de las pocas continuadoras de esta vertiente de fusión.

La percusión se viste de mujer

Coméntanos sobre tu formación y carrera artística Recibí clases con profesores particulares de piano clásico, pero nunca matriculé en un conservatorio. Los cantos y ceremonias eclesiásticas, a las que asistía desde pequeña junto a mi madre, unido al reto que representa dedicarme a algo donde a las mujeres se les hace difícil triunfar, fueron motivaciones para incursionar en el mundo de la percusión.

¿Por cuáles músicos te sentiste influenciada? La influencia es innegable, me he dicado a estudiar a los grandes percusionistas como: Tata Güines, Changuito… Y el experimentado Oscar Valdés, quien generó aportes a la nueva música del jazz cubano y me formó como percusionista.

La percusión se viste de mujer

¿En qué proyectos estás inmersa y cuáles son tus planes futuros? Actualmente trabajo con los grupos Interactivo y el de Kelvis Ochoa, además, un proyecto llamado Maestros del Jazz con Jorge Reyes, bajista de Silvio Rodríguez, logrando resultados de elevada factura.

Colateralmente estoy inmersa en mi propio proyecto, “Mary Paz & electro-percusión”. Es una fusión de géneros cubanos, como chachachá, son, changüí, con la música electrónica no comercial, más en la onda jazzística, donde también hago función de DJ y percusionista. Se dice que la percusión requiere de fuerza, ¿el hecho de ser mujer no te da desventaja? La percusión no es cuestión solamente de fuerza, se trata también de mezclar el buen gusto con una impecable técnica, por lo que no creo estar en desventaja.

¿El aplauso te alimenta? El aplauso es el reconocimiento al artista, pero además me alimenta la presencia completa del público y las emociones que despierto con mi interpretación, eso es lo más importante para mí.

Contactos: Móvil: +53 52901 595 (Yinet Álvarez) Email: marypercusionista@gmail.com

Advertisement
Catalogo de arte