Arte mueve sensibilidades en Cuba por la Madre Tierra

Arte mueve sensibilidades en Cuba por la Madre Tierra

Con el propósito de sensibilizar a la población mediante el arte para que aprenda a vivir en armonía con la tierra y sus ecosistemas, Osmel Francis Turner creó hace tres años el Festival Internacional Madre Tierra que pretende extender a todo el país en 2015.

Arte mueve sensibilidades en Cuba por la Madre TierraEl evento, celebrado del 1 de abril al 5 de junio, busca sobre todo cambiar hábitos de vida, utilizando las artes como eje, aseguró este activista de salud y presidente del evento.

Con un poquito que cambie cada uno es suficiente para frenar el desastre, añadió convencido.

Turner nació con aversión al maltrato animal y compuso su primera canción de niño, tras un susto. Aquel día en una fiesta infantil encontró un sapo y comenzó a manosearlo, en la noche sus padres decidieron salir al cabaret Tropicana, donde no podían llevarlo y al no comprender el motivo lloró. Una toxina propia de los sapos lo dejó ciego temporalmente.

Arte mueve sensibilidades en Cuba por la Madre TierraYo creí que había perdido la vista para siempre y al otro día cuando la recuperé escribí una canción que decía: cuando un niño sufre no debe hacer sufrir a un animal. Ahí empezó un largo proceso en mí, después trabajé muy joven en el parque Baconao, en la región oriental del país, y descubrí otras formas de vida distintas a las de hoy, relató.

Otra experiencia que lo marcó fue su estancia en Islas Canarias, pues esa comunidad autónoma española sufre hace tiempo una situación que Turner prevé podría extenderse a otras islas del mundo con el cambio climático. El agua allí vale más que la gasolina, por la escasez, tampoco hay tierras fértiles y se ha debido desarrollar el cultivo en terrazas, el riego localizado, además lo reciclan todo, desalinizan el agua de mar y construyen grandes parques eólicos.

Arte mueve sensibilidades en Cuba por la Madre TierraCada vez que yo veía eso me decía, tengo que ir a mi país a avisarle a la gente de los peligros reales, y los canarios cuando me identificaban como cubano recitaban una expresión: “a Cuba, llega un pajarito, se le cae una semilla y sale un árbol”. Eso nosotros los cubanos no lo valoramos, porque pensamos que lo vamos a tener siempre, pero si seguimos como vamos no será así, advirtió.

La tercera edición del Festival Internacional Madre Tierra incluyó ferias comunitarias, acciones a favor del medio ambiente como plantar árboles, exhibiciones de tecnologías amigables con la naturaleza, muestra de audiovisuales ambientales, expoventa de literatura ambiental para todas las edades, espectáculos de música, teatro y danza, exposiciones de fotografías y artes plásticas, talleres de creación artística a partir del reciclaje, un carnaval ambiental, un encuentro de culturas indígenas y una carrera-caminata por la tierra, con el fin de fomentar hábitos saludables en los ciudadanos, estimular la práctica de ejercicios, el compromiso y la acción desde el deporte ante la problemática ambiental.

Arte mueve sensibilidades en Cuba por la Madre TierraHay muchas formas de cambiar, por ejemplo, cuando ahorras favoreces cierta armonía porque mejoras las relaciones que tenemos los humanos con la tierra. Convendría también modificar hábitos de vida, de alimentación y la forma de producir los alimentos, incentivar el uso de tecnologías limpias, como la energía renovable; porque cada vez que se produce energía de forma limpia se deja de emitir dióxido de carbono y contrarrestamos el problema más grande de la actualidad: el cambio climático, explicó.

De acuerdo con Turner, el evento teórico este año tuvo un importante momento en la segunda semana de abril pues el representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Cuba, Theodor Friedrich, dio una conferencia sobre conservación del suelo, un recurso al cual su entidad dedica el año 2015. Un funcionario del Ministerio de Ambiente de Ecuador ofreció un coloquio sobre manglares, y otro especialista internacional centró su conferencia en los murciélagos.

Arte mueve sensibilidades en Cuba por la Madre TierraPor su parte, en la Quinta de los Molinos, en La Habana, un grupo de ecologistas lograron reproducir polimitas y se creó un nuevo mariposario.

Las propuestas de acciones en estos meses son diversas y siempre acompañadas del arte, en sitios como Maisí (extremo más oriental de Cuba), Baracoa, Moa, municipios de la oriental provincia de Holguín como Gibara y Guane, luego la provincia de Guantánamo y de regreso en La Habana un cierre el 5 de junio con un gran concierto en el parque Morro-Cabaña. La cita reunió al Grupo de Trabajo Estatal de la Bahía de la Habana, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU) y la FAO en una gran feria de responsabilidad ambiental que culminó con un espectáculo musical compartido por Descemer Bueno, Van Van y otros artistas muy populares.

“No es que pretendamos de un día para otro cambiar todo, pero cada vez que tú cambias algo, por pequeño que sea, como es el hábito de caminar, de optimizar procesos, de reciclar, uno contribuye. Algunos desvaloran sus actos individuales, pero cuando sumas un municipio, provincias enteras o países enteros, evidentemente la Tierra siente un alivio de la carga en que nos hemos convertido los humanos”, alegó el director cuando dio inicio al concierto por el Día Internacional de la Madre Tierra.

Advertisement
Catalogo de arte