Cuba, una filosofía siempre verde

Cuba, una filosofía siempre verde

La realización del 24 al 27 de septiembre de este año, del X Evento Internacional de Turismo de Naturaleza (TURNAT) 2015, constituye una muestra de madurez en el propósito de las autoridades cubanas de potenciar el descanso activo y los viajes de aventura.

Cuba, una filosofía siempre verdeEsas ideas llevan ya un camino recorrido, que refleja, en primer término, el deseo de proteger la naturaleza y el medio ambiente, lo cual es clave para este tipo de encuentro, que ya prácticamente es tradicional.

Buscar vacaciones de cara a la naturaleza cobra auge actualmente en el mundo. Esta manera de descansar complementa la mejor filosofía de vida, que otorga a los seres humanos seguridad y conocimiento, de ahí que en Cuba su industria turística abrace con fuerza tal modalidad de recreo.

Y ahora repite el TURNAT en Pinar del Río, la región más occidental del país con condiciones inigualables para acoger este tipo de reunión especializada.

Conceptos y lugares

Cuba, una filosofía siempre verdeEl descanso activo en este sentido tiene fuertes potencialidades en la nación, con alto grado de endemismo en cuanto a su flora y fauna, aspecto por lo que es considerada esta Isla como principal centro de evolución antillano.

El archipiélago concentra el 2% de la flora mundial, coleccionada en 13 jardines botánicos distribuidos por todo el país. Además, su sistema montañoso está considerado entre los de mayor altura en el Caribe insular, ubicado entre los 10 polos biológicos de mayor diversidad a nivel de las islas.

Esta ínsula posee fondos marinos conservados y alrededor de 4 000 kilómetros de arrecifes coralinos, y el 23% del territorio nacional ostenta alguna categoría de manejo, sea Parque Nacional o Reserva Natural, entre otras importantes clasificaciones.

Tiene el país seis Sitios Ramsar, categoría otorgada a los humedales mejor conservados y protegidos, ejemplo de los cuales son el río Máximo, en la oriental provincia de Camagüey, y la Ciénaga de Zapata, en el occidente.

Cuba, una filosofía siempre verdeCuba cuenta con 11 Parques Nacionales, 12 Reservas Ecológicas, un Elemento Natural Destacado, 12 Refugios de Fauna, dos Paisajes Naturales Protegidos y tres Áreas Protegidas de Recursos Manejados.

Entre una larga lista de valores medioambientales, los voceros turísticos reseñan 67 000 kilómetros cuadrados de plataforma insular, 5 700 kilómetros de costas, más de 500 playas, 500 fuentes de aguas minero-medicinales y el 25 % de área boscosa.

En particular, la región central de la Isla destaca por lugares de sumo interés como Hanabanilla, lago intramontano, el Nicho en Cienfuegos y Topes de Collantes en Sancti Spíritus, o el Parque Caguanes. Ecotur es la compañía encargada de facilitar guías, y paquetes a la medida para los interesados en conocer la naturaleza cubana.

Ecotur propone, luego de más de 15 años de experiencias, unos 100 senderos y recorridos por todo este país, en dependencia de los gustos, e incluso de las posibilidades físicas del turista.

Cuba, una filosofía siempre verdeOtro elemento de interés está en 13 importantes jardines botánicos, cuyo desarrollo tuvo como origen la visita a Cuba, el 20 de octubre de 1966, del naturalista austriaco Johannes Bisse, quien alertó sobre las potencialidades de la Isla en este sentido.

Para 1984 abrió sus puertas el Jardín Botánico Nacional de La Habana, con 600 hectáreas de terreno en la actualidad y una variedad considerable de especies de todo el mundo, con varios pabellones, e incluso un jardín japonés.

Vinculado a la Universidad de La Habana, este jardín se complementa con una cadena en toda la nación, con particularidades como espacios dedicados a helechos, cactus u orquídeas.

A nivel mundial los jardines botánicos son muy atractivos, y reciben por año 150 millones de visitantes; solo en Europa llegan 50 millones de personas cada 12 meses.

Pinar del Río, excelente anfitrión

Cuba, una filosofía siempre verdePinar del Río constituye toda una región mágica. Ideal para paseos vinculados con la naturaleza, se trata de un área donde el verde resalta por encima de cualquier otro color.

Para los cubanos, además de la provincia más occidental de la Isla, simboliza la patria del mejor tabaco del mundo, donde se cosechan las hojas para la capa de los puros, tratados con pasión por los agricultores, una verdadera joya natural. Pinar del Río es eso y mucho más, como lo reflejan viajeros llegados de todas partes, y además posee algunos encantos que es bueno ejemplificar, en particular tres escenarios que marcan un mapa muy especial, ideado a partir de los gustos de numerosos turistas aventureros. Estos son:

Levisa

Un primer punto bien podría ser Cayo Levisa, a 27 kilómetros de La Palma, en el norte de Pinar del Río, desde el embarcadero de Palma Rubia; allí se abordan las lanchas hacia el cayo, a tres millas náuticas de tierra firme. Bañado por las aguas del Atlántico, tiene cuatro kilómetros de playas vírgenes, de fina arena blanca.

Dentro de la gran diversidad de especies del lugar, un encanto particular lo constituyen sus aguas, donde habitan pequeñas mantas (levisas), a las cuales debe su nombre.

La vegetación tropical atrae sobremanera, con cocoteros en su costa norte, intrincado mangle en la parte sur y la proximidad de una espléndida barrera coralina.

Guanahacabibes

Cuba, una filosofía siempre verdeEl punto de partida para llegar a la porción más oeste cubana es La Bajada, una pequeña comunidad de alrededor de 100 habitantes, dedicados principalmente a trabajos forestales, con un conocimiento muy experimentado en la conservación de la naturaleza.

Por allí se puede viajar al Parque Nacional de Guanahacabibes, declarado Reserva Mundial de la Biosfera por la Unesco en 1987, con 39 400 hectáreas.

Paraíso, donde habitan más de 670 especies de plantas, 15 de ellas endémicas; posee pequeñas playas envueltas en historias de piratas y tesoros escondidos.

La fauna es rica en aves, entre las que puede apreciarse el tocororo, la carta Cuba, el zunzuncito, azulejos, mariposas, sinsontes y carpinteros, entre otros; también conviven allí una gran cantidad de reptiles, anfibios y mamíferos.

Durante más de 60 kilómetros de carretera que conducen al Cabo de San Antonio, aparecen bosques semidesnudos, verdes, manigua costera, vegetación de costa rocosa y arenosa, de lagunas, ciénaga y manglares.

 María la Gorda

Cuba, una filosofía siempre verdeComo uno de los mejores Centros Internacionales de Buceo de Cuba, María la Gorda se conoce como sitio especial, tranquilo y con mucha aventura, sobre todo para quienes prefieren sumergirse en el mar.

Concebido especialmente para buceadores, aunque es una maravillosa opción para ecoturistas, el Centro se encuentra en las inmediaciones de cabo Corrientes.

Se desconoce con certeza la historia de la mujer que le diera nombre: una indígena venezolana traída a la fuerza en un barco pirata o la hija de un navegante español que naufragara en la zona y se convirtiera en pirata ella también.

Localizada a 143 kilómetros al suroeste de la ciudad cabecera de Pinar del Río, en sus aguas existen más de 100 galeones españoles hundidos, y se habla de fabulosos tesoros ocultos.

Abundan en ese lugar centenares de especies de aves como el carpintero, la cotorra y el tocororo. La villa cuenta con 55 habitaciones climatizadas, con teléfono y televisión vía satélite, perfecto espacio para combinar el descanso con la aventura.

Podemos decir que estos tres puntos de la geografía occidental cubana conforman un mapa agradable para el turismo interesado en algo más que conocer otro lugar, interesado en profundizar en belleza y naturaleza.

Advertisement
Catalogo de arte