Actividades náuticas, una opción atractiva

Actividades náuticas, una opción atractiva

Cuba es un destino especialmente atractivo para las actividades náuticas por su privilegiada posición en el mar Caribe y por ser una isla, lo que posibilita la práctica de todo tipo de deportes náuticos.

La Mayor de las Antillas dispone de 5 746 Km de costas con más de 200 bahías y alrededor de 289 playas naturales, con una temperatura promedio anual de sus aguas de 29 grados C y una visibilidad que supera los 30 metros, con fondos marinos de inigualable belleza. Por tal motivo, Cuba constituye un paraíso submarino que asegura variadas opciones de inmersión y numerosas posibilidades de pesca.

En el país están a disposición de los visitantes diferentes ofertas para el disfrute del mar, entre ellas la práctica del buceo, el snorkeling y tres tipos de vida a bordo: contemplativa, de buceo, pesca o una combinación de las tres.

La contemplativa se realiza fundamentalmente en embarcaciones de vela, catamaranes o monocasco, en la región suroccidental de la isla desde los cayos Felipe hasta el extremo oriental del Archipiélago de los Canarreos y en la parte suroriental desde Cabo Cruz hasta Casilda.

El buceo se lleva a cabo generalmente a bordo de embarcaciones de motor, con tripulación profesional y al menos un instructor de buceo. Las zonas para practicar esta modalidad se ubican en los Jardines de la Reina, con un régimen especial de uso y proyección por lo que la pesca comercial está prohibida.

Esta se realiza generalmente a bordo de embarcaciones de motor, con tripulación profesional y guías de pesca. Las zonas para la práctica de esta actividad se ubica en Cayo Caballones a 50 millas de los Jardines de la Reina (sur) y la modalidad fundamental es la pesca al fly.

Advertisement
Catalogo de arte