Kite surfing, nueva modalidad náutica en Cuba

Kite surfing, nueva modalidad náutica en Cuba

Jardines del Rey, uno de los más importantes destinos turísticos de Cuba, sobresale por la calidad de sus playas de origen coralino y por su flora y fauna terrestre, y marítima.

Debido a su posición geográfica posee un clima muy favorable durante casi todo el año, con mareas bajas, aguas cálidas y un ritmo de viento muy estable, propias para las actividades náuticas.

Esas condiciones propiciaron que se escogiera la zona, principalmente Cayo Guillermo, para la práctica de kite surfing, única región de Cuba en que actualmente se desarrolla la nueva modalidad náutica con fines recreativos.

Actualmente allí funcionan dos escuelas internacionales para la práctica de ese deporte extremo, una en áreas del hotel Sol Cayo Guillermo, con el turoperador alemán Hola, y otra en el hotel Gran Caribe Club Cayo Guillermo, con un representante franco-canadiense.

Según Iyolexis Correa, delegada del Ministerio del Turismo en Ciego de Ávila, la modalidad está en pleno desarrollo y organización, y será presentado oficialmente como producto extrahotelero en la Feria Internacional de Turismo (FITCuba 2015), a celebrarse este mes de mayo en Jardines del Rey.

Agregó que en ambos centros se imparten cursos de capacitación y aprendizaje de la disciplina, por lo que los cayos del norte de la Isla Grande, prometen convertirse en un destino de seguidores del kite surfing de diversas nacionalidades.

FITCuba 2015 estará dedicado al producto náutico y entre las actividades a desarrollar está un festival de kite surfing, para el cual se espera la participación de importantes personalidades de ese deporte en el mundo.

Osvaldo González, director de la Marina Internacional Marlin, señaló que desde hace más de un año se practica la diversión náutica en Cayo Guillermo, no obstante, la apertura de las escuelas materializa la idea como nuevo producto recreativo.

El kite surfing está considerado un deporte de riesgo, por lo que las medidas de seguridad deben ser extremas, para lo cual disponen de motos acuáticas que prestan servicio de salvamento y rescate en las áreas, afirmó González.

Manifestó que la zona cuenta con las naves de salida, la señalización marítima y boyas en las áreas de adiestramiento, condiciones requeridas para evitar accidentes y afectaciones a los turistas en el área de baño.

Por su parte Mario Ramos, director comercial del grupo empresarial Marlin, Marinas y Náuticas en el país, agregó que por primera vez Cuba incursiona en la práctica del kite surfing, deporte que extenderán a otros destinos turísticos. Esperamos llevarlos hasta los balnearios de Varadero, Santa Lucía, en Camagüey, Guardalavaca, en Holguín, y Tarará y Santa María del Mar, en La Habana, reveló.

Según criterios de reconocidas personalidades de la rama, las playas de Cayo Guillermo tienen condiciones idóneas para el desarrollo del kite surfing, debido al poco oleaje y al régimen de viento muy estable durante casi todo el año. Noelvis Caballero, directora comercial del hotel Gran Caribe Club Cayo Guillermo, explicó que la poca profundidad de sus aguas hasta un kilómetro adentro, no ofrece peligro alguno, tanto para el principiante como para el conocedor de la disciplina, lo cual favorece el disfrute de la actividad. Precisó que en diciembre último recibieron un grupo FAM de kaisurfistas, quienes consideraron muy buena las condiciones del lugar no solo por la calidad de sus playas, sino porque es un destino con una infraestructura completa.

Plantearon que la zona, además, de ser ideal para la práctica del ejercicio, ofrece excursiones a otros sitios naturales de extrema belleza que hacen más placentera la estancia del deportista y de sus familiares acompañantes, dijo Caballero.

Este es un deporte de deslizamiento sobre el agua, en el que el viento propulsa una cometa de tracción, permitiendo deslizarse mediante una tabla o un esquí del tipo wakeboard.

Aunque la práctica de este deporte de manera extendida es muy reciente, se tiene conocimiento que desde el siglo XII, en China e Indonesia, se usaban cometas para arrastrar pequeñas embarcaciones.

Pero no fue hasta 1977 que Gijsbertus Adrianus Panhuise patenta un sistema de navegación sobre una tabla de surf, traccionada por una especie de paracaídas, lo cual dio origen a la práctica extendida del kite surfing como deporte.

Advertisement
Catalogo de arte