Puerto Salvador Allende. Otra mirada al lago Xolotlán

Puerto Salvador Allende. Otra mirada al lago Xolotlán

El puerto Salvador Allende, en las márgenes del lago Xolotlán, cautiva al visitante de la capital nicaragüense con hermosos paisajes naturales, espacios para la artesanía, el deporte y la cocina foránea y nacional.

Puerto Salvador Allende. Otra mirada al lago XolotlánInaugurado hace seis años por el presidente Daniel Ortega, el lugar se ha convertido en destino recurrente para las familias de Managua, que vuelven a mirar hacia esa área luego de que permaneciera abandonada por mucho tiempo. El segundo lago más grande del país llegó a transformarse incluso en un depósito de desechos que le provocaron un alto nivel de contaminación, una realidad que según autoridades ha ido revirtiéndose.

Lo cierto es que ahora, con el Salvador Allende, sus aguas tienen el protagonismo en una ciudad que no contaba con un espacio semejante.

Colores vivos, llamados a cuidar el medio ambiente y bancos con frases que aluden a un país en transformación, se mezclan con restaurantes donde el comensal puede encontrar no solo especialidades de Nicaragua, sino de otras naciones como Cuba, Italia y El Salvador.

Puerto Salvador Allende. Otra mirada al lago XolotlánA ello se suman pequeños ranchos en los cuales parejas, amigos o familias se deleitan con las vistas del lago y paseos como Las Alamedas, otro tributo al expresidente chileno Salvador Allende.

Otros homenajes aluden al General de Hombres Libres, el nicaragüense Augusto César Sandino, cuya estatua se erige en uno de los espacios y a quien además se rememora en la Plaza de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Banderas de diferentes colores flotan a lo largo del puerto de casi un kilómetro, donde están ancladas la Novia del Xolotlán y el Momotombito, dos embarcaciones concebidas para ofrecer paseos y acercar a los turistas a islotes del lago.

 

Advertisement
Catalogo de arte