CECMED

Cuba Cruise

Cuba Cruise

¿Le gustaría explorar Cuba y experimentar la diversidad de sus riquezas como ningún otro viajero antes que usted? La travesía en el Cuba Cruise (Crucero Cuba) ofrece una única oportunidad para experimentar la historia, los paisajes y la cultura de Cuba en un perfecto y confortable entorno de viaje. Realmente es lo mejor de ambos mundos.

Cuba Cruise ha laborado estrechamente con socios turísticos locales en Cuba y ha ideado una de las formas más abarcadoras y emocionantes de viajar a esta encantadora isla del Cuba CruiseCaribe. Al atracar en un nuevo puerto cada día, los viajeros pueden maravillarse con ciudades coloniales de fábula, reservas naturales salvajes, y por supuesto, algunas de las más hermosas playas de todo el mundo.

El crucero ofrece excursiones diarias en tierra con la ayuda de los mejores guías y operadores locales, lo que asegura que los vacacionistas sean testigos de las más auténticas vistas, sonidos y sabores de Cuba. Además de los sitios que constituyen Sitios Patrimonios de la Humanidad de la UNESCO, los parques nacionales y las reservas que Cuba ofrece, los viajeros también podrán disfrutar de los lujos exquisitos que se brindan a bordo del barco de 480 camarotes, MV Louis Cristal. Este buque único muestra un diseño moderno a modo de yate y un número de sorprendentes atractivos como suites y camarotes espaciosos, salones elegantes y restaurantes, un casino y paseos abiertos.

Cuba CruiseLa Habana, una de las más fabulosas ciudades históricas del mundo, es el primer puerto. El barco zarpa al atardecer y pasa por magníficas fortalezas de la etapa colonial que custodian la entrada. Es ciertamente una experiencia asombrosa.

Luego pasaremos una noche en el mar mientras disfrutamos de una cena y entretenimiento de primera clase y nos preparamos para las próximas escalas, Holguín y Antilla. Cristóbal Colón descubrió esta región en 1492 y la declaró “la tierra más hermosa que ojos humanos vieron”.

Cuba CruiseHolguín es famosa por poseer algunas de las playas más bellas de Cuba y un paisaje campestre espectacular. Los pasajeros pueden explorar el apartado Parque Nacional La Mensura, realizar una caminata por la reserva de la biosfera de la Unesco Cuchillas de Toa o las cascadas Guayabo de 200 metros...

Antilla nunca había visto un crucero hasta que el MV Cristal se detuvo aquí en su viaje inaugural. Tan feliz se puso el alcalde de la ciudad que declaró el día feriado para todos en la comunidad. Las personas salieron y se alinearon en las calles para vernos llegar.

Cuba CruiseEl buque entonces se dirige a la oriental ciudad de Santiago de Cuba, uno de los lugares más interesantes y de gran importancia histórica de Cuba. Santiago de Cuba es el centro de la cultura afro-cubana en la isla y decisivo para la personalidad tan única que posee Cuba. Acceder al espectacu-lar puerto a través del canal y ver Santiago expandirse desde su zona montañosa es un sitio que uno no olvida.

De Santiago de Cuba el barco entonces se dirige a Montego Bay, Jamaica, para arribar a su segundo punto de embarque. El hecho que los pasajeros puedan embarcarse en el itinerario del crucero en dos países diferentes resulta algo único, lo que facilita a los visitantes planear un viaje de acuerdo a sus necesidades y sus vuelos. La llegada de estos pasajeros que se incorporan en medio de la travesía significa para algunos la posibilidad de conocer e intercambiar con un nuevo grupo de ávidos pasajeros.

La última escala es en las ciudades históricas y de categoría mundial Cienfuegos y Trinidad. Serpenteando a través de la entrada a la bahía, los pasajeros saludan con una imagen resplandeciente y moderna de Cienfuegos. Es una ciudad impresionante con modernos servicios, una atmósfera cosmopolita y un público hospitalario. El crucero propone muchos tipos de excursiones aquí, tanto históricas como culturales debido a que esta ciudad y Trinidad tienen mucho que ofrecer.

Cuba CruiseLa última escala nuestra fue el increíble y apartado balneario de Punta Francés en la Isla de la Juventud. El MV Cristal ancla a poca distancia de la isla y los pasajeros se trasladan a la playa de Puerto Francés. Esta es una playa gloriosa de arena blanca pura rodeada de cálidas aguas transparentes —perfectas para bucear con esnórkel.

Disfrute de una barbacoa en la playa bajo el sol y escuche la música seleccionada exclusivamente para los pasajeros. ¡Me fascinó ver mientras disfrutaba del sol y la arena en esta playa privada que los camareros del barco caminaban por toda la playa para ofrecernos de beber! ¡Qué gran día!

Luego nos embarcamos para el destino final e inicial: La Habana.

Esta fue una experiencia increíble, que puedo asegurar muchos pasajeros disfrutarán. Le permite a uno descubrir la belleza de Cuba y su pueblo mientras nos deleitamos con el lujo del barco. Cada día al despertar logras ver una parte diferente de Cuba. El único inconveniente es, ¡que queríamos más!

Advertisement
Catalogo de arte