Havanatur

Las playas de Cuba

 Las playas de Cuba

Playas de arenas blancas, grises y doradas contrastan con mares azules o verde acua; aguas tranquilas cercanas a la cima de una montaña esconden la belleza interior de sus fondos marinos. Unas al Caribe y otras al Atlántico, sus orillas son una tentación para disfrutar, plácidamente, de ese vaivén de olas sensorial y mágico.

Las playas de Cuba

La cayería que rodea el archipiélago es un cautivante ofrecimiento de la Isla. El estado casi natural de estos cayos, con fauna y vegetación autóctonas, es lo más parecido a las tierras descubiertas por el Gran Almirante hace más de cinco siglos.

Despertar, ir hacia la ventana y ver el azul inconfundible del mar del trópico. No hay terapia mejor, ni mejor amanecer. En Cuba esa experiencia es cotidiana, y el turista puede vivirla no solo en hoteles de playa, sino también en el más lujoso hotel de ciudad e, incluso, en un relajante y acogedor alojamiento de montaña. El mar es aquí presencia viva; en las pocas ocasiones en que no se le ve, uno puede olerlo, sentirlo.

Es posible ir de los grandes centros turísticos a los sitios despoblados, íntimos y vírgenes, según el gusto de cada cual para disfrutar de la playa. Se puede transitar de los viajes placenteros en yates o catamaranes, a la pesca de altura, el surfing o kitesurf, empezar por un avance con snorkel y luego aventurarse armados de aqualung entre peces tropicales y bellas estructuras coralinas en uno de los parajes submarinos más insólitos y mejor conservados del planeta.

Las playas de Cuba

Cuba, la mayor de las Antillas, tiene más de 300 playas naturales, reconocidas por su alto nivel de limpieza y notable grado de conservación.

A ello se une un clima —privilegiado por la ubicación geográfica del país y la constante purificación que traen los vientos alisios— que propicia las cálidas temperaturas de las aguas, que oscilan entre 24 y 29ºC. Al año, Cuba goza como promedio de 330 días de sol con escasa nubosidad.

Como rasgo general, las playas cubanas atesoran una transparencia inigualable y están protegidas, sobre todo en la costa norte, por formaciones coralinas que les aportan varias ventajas: la oportunidad de atractivas sesiones de buceo y la práctica segura de distintos deportes náuticos.

Además de otros valores muy apreciados, los resorts y hoteles de playa en Cuba —muchos de ellos con el sistema Todo Incluido— poseen los requerimientos para realizar eventos y una seguridad garantizada gracias a la reconocida estabilidad reinante en el país.

Las playas de Cuba

En nuestros principales destinos turísticos, incluyendo los cayos, existen aeropuertos internacionales y la infraestructura hotelera de punta se combina con variadas comodidades extrahoteleras (alquiler de medios de transporte, marinas, centros de buceo, compras, ofertas de belleza y calidad de vida...), además de programas de animación diurna y nocturna, excursiones a ciudades cercanas, servicios médicos y paquetes especiales para familias y lunas de miel.

Nombres del litoral cubano son ya conocidos por sus encantos: Varadero, Guardalavaca, Esmeralda, Santa María del Mar, Jibacoa, Covarrubias, Santa Lucía o Ancón; playas que gozan de prestigio entre turistas de todas las latitudes, así como los cayos Largo, Coco, Guillermo, Santa María, Ensenachos, Las Brujas, Saetía, Jutías o Levisa.

Pero, además, hay sitios anónimos o poco conocidos, playas vírgenes que no son la excepción sino afortunada regla. Extensas o pequeñas, localizadas lo mismo en la península de Guanahacabibes —Reserva de la Biosfera—, las costas del centro y el oriente o en la apacible localidad de Baracoa —extremo oriental del país—, se dejan disfrutar a plenitud y con total seguridad.

Cuba es país de playas, tierra de encantos, hospitalaria, rodeada por miles de kilómetros cuadrados de mar. Hay espacio para todo y para todos los gustos en ese universo color turquesa. Siempre, no importa dónde estemos, nos sorprenderá la grata cercanía de zonas verdes de altos valores ecológicos y ciudades donde respirar el aliento vital de la cultura y la vida cotidiana de los cubanos.

Advertisement
Catalogo de arte