La Habana, Ciudad de Encuentros

La Habana, Ciudad de Encuentros

La Habana es encantadora: calles antiguas y modernas; automóviles de los años cincuenta; edificaciones de hace 500 años, playas acogedoras, museos, galerías de arte, teatros, hoteles…

Capital de la República de Cuba, La Habana ha sido, desde su fundación, puerto de bienvenidas y partidas del mundo y hacia el mundo. Ciudad sin precedentes, conserva ese atractivo mítico e imperecedero que la convirtió en la más importante del reino de España en esta parte del orbe.

La Habana, Ciudad de EncuentrosSu histórica zona, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, es tiempo pasado envuelto en el halo mágico del encanto. Edificaciones militares y residenciales que marcaron hitos en los ya lejanos siglos XVI, XVII y XVIII, siguen mostrando la impronta de entonces:sus calles adoquinadas, sus musgos ancestrales, sus balaustradas y los arcos de medio punto que acrisolan los interiores coloniales descomponiendo los colores cálidos del trópico. A ello se imbrica, armónicamente, una Habana privilegiada por excelentes playas ubicadas al este de la ciudad, notables centros comerciales, amplias avenidas, instalaciones destinadas a eventos y centros nocturnos.

De tradiciones diversas vinculadas a leyendas apasionantes, la gente de La Habana inspira confianza y transmite alegría. Con los sueños como guía, el habanero hace del hecho más insignificante un suceso para no olvidar. No hay como una velada a orillas de su litoral, sentado en el Malecón habanero, compartiendo con los amigos o la pareja y ver la puesta del sol y aspirar la paz que transmite este legendario muro, indisolublemente ligado al alma de esta ciudad apasionada.

Con la llegada de la noche, La Habana se transforma. Luces y personas se funden en una amalgama de colores y bullicio. Teatros, cines, discotecas y centros nocturnos forman parte de un espectáculo indescriptible. Y La Habana se torna especial, mostrándose musical, alegre y anfitriona de la diversión y el arte.

La Habana, Ciudad de EncuentrosY a la par del esparcimiento, se muestra al visitante una riqueza para saborear La Habana: bares, cafeterías y restaurantes, lugares con leyendas que atrapan, donde los tragos típicos y la comida criolla y estilizada aportan un dato más de esta urbe cosmopolita.

Previendo otros intereses, la capital cubana posee también recintos feriales y salones ventajosos para la realización de eventos de pequeño formato, así como otros de mayor envergadura, todos con las facilidades técnicas necesarias para lograr resultados fructíferos. Los lugares son múltiples y diversos, en zonas citadinas o más próximas al ambiente natural. Las opciones incluyen salones de prestigiosos hoteles como el Nacional de Cuba —clásico de la hotelería cubana— o modernos espacios como el Palacio de Convenciones de La Habana. En cualquiera de ellos, la calidad del resultado es técnica y profesionalmente segura.

Advertisement
Catalogo de arte